CampeonesPersonas

Crear campeones desarrollando personas excelentes

En la sociedad actual los campeones nacen y se hacen, mediante métodos de preparación complejos y sofisticados, que dan respuesta a la cada vez mayor exigencia de resultados impactantes.

Los campeones nacen, porque deben poseer un talento innato con excelentes condiciones físicas de base para la práctica de esa disciplina: capacidad cardiovascular, coordinación y velocidad de respuesta neuromotora y una inteligencia ágil y clara.

Y se hacen, porque todo esto no serviría de mucho, si no estuviera sustentado en una mente capaz de afrontar el reto competitivo en las mejores condiciones: heredada en los genes, desarrollada por la educación y trabajada por un entrenamiento mental adecuado.

Hoy todos los competidores alcanzan niveles físicos y técnico-tácticos parecidos y cada vez más, la diferencia entre el éxito y el fracaso está en la gestión interna del desafío competitivo, del Juego Interior de Tim Gallway, que se gana o pierde antes de empezar la competición.

Además de estos elementos, el desarrollo de la Excelencia personal y fortaleza del carácter en los deportistas, es clave para afrontar con éxito el desafío de la alta competición y sostenerlo en una carrera deportiva satisfactoria, larga y sin secuelas negativas.

El Coaching Deportivo es el instrumento educativo ideal para promover un modelo personal y deportivo, basado en el enfoque del deportista hacia el desarrollo de competencias y valores de excelencia personal y social, en los que sustentar el máximo rendimiento de forma equilibrada. El coaching Deportivo desarrolla una actitud proactiva, responsable y comprometida con el éxito y disfrute personal.

El liderazgo de educadores y entrenadores es decisivo a la hora de educar y orientar el desarrollo del talento del deportista joven. El tipo de motivación y valores que transmitan, son determinantes para una orientación hacia la satisfacción de carencias personales a través de la afirmación del ego, que da lugar a carreras deportivas inestables y contingentes con los resultados, o una orientación hacia la tarea y la maestría, que da lugar a carreras deportivas satisfactorias y sostenibles en el tiempo (Cuestionario de orientación al ego y a la tarea en el deporte TEOSQ, Duda, 1989; Balaguer, Castillo & Tomás, 1996).

El Coaching deportivo proporciona a los entrenadores competencias y actitudes de liderazgo coach, proporcionándoles conceptos, metodología, y herramientas de coaching, con las que orientar educativamente el desarrollo del potencial de los deportistas.

El liderazgo coach debe buscar el despliegue del talento de los deportistas, desarrollando competencias analíticas, emocionales e instrumentales, que les permitan satisfacer sus necesidades de autonomía, relación y competencia en su desempeño personal y deportivo, propiciando a  la vez su bienestar, (Teoría de las Necesidades Básicas, Decy&Ryan, 1985, 1991,200) cuya práctica promueve el bienestar (Balaguer, 2007; Balaguer y Castillo, 2008).

La práctica deportiva de alto rendimiento orientada a la excelencia personal genera actitudes y valores como compromiso, coraje, valentía, atrevimiento, resiliencia, mentalidad ganadora, generosidad, humildad, dignidad, honestidad, ética, solidaridad…,  que sirve como anclaje y modelo social de Carácter Sólido para el liderazgo en éstos Tiempos Líquidos (Zygmund  Baugman, 2007)

-Raquel Casero Egido

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *